Image for article

¿Son recomendables los edulcorantes?

22/03/2018

En este post se aclaran posibles dudas acerca de la ingesta de edulcorantes en personas con diabetes

Sabemos que en el tratamiento de la diabetes es imprescindible controlar el azúcar y evitar un consumo excesivo del mismo. Ante esta situación, los edulcorantes son una alternativa que permite añadir un sabor dulce a las comidas. Pero ¿son todos ellos recomendables para las personas con diabetes?

Qué son los edulcorantes y cómo ayudan a controlar el azúcar

Los edulcorantes son productos que se emplean como sustitutos del azúcar y que tienen un gran poder endulzante, por lo que permiten conseguir un dulzor similar con cantidades mucho menores. Existen muchos tipos diferentes de edulcorantes, y algunos de ellos pueden afectar a los valores de glucosa.

Los edulcorantes naturales tienen poder calórico y se transforman en glucosa en el organismo, por lo que debemos tener en cuenta su influencia a la hora de controlar el azúcar. Los principales son:

• Fructosa: un monosacárido que se encuentra en la miel y las frutas, su metabolismo es más lento que el de la sacarosa.

• Taumatina (E-957): cuenta con un poder endulzante 2500 veces mayor que el azúcar. Se obtiene de un arbusto.

• Stevia (E-960): procede de una planta y no aporta calorías.

• Polioles: se extraen de las frutas y verduras y tienen una estructura química similar a los alcoholes y los hidratos de carbono. Sin embargo, el intestino solo absorbe un 50 % de los polioles. Algunos ejemplos: sorbitol, manitol, maltitol, xilitol...

Los edulcorantes artificiales no contienen calorías y por tanto no alteran la glucemia en sangre. Por tanto, se pueden recomendar en el tratamiento de la diabetes. Los más comunes son:

• Sacarina (E-954): es 300 veces más dulce que el azúcar y suele encontrarse mezclada con otros edulcorantes.

• Aspartamo (E-951): endulza unas 200 veces más que el azúcar y es muy estable a temperatura ambiente. Las personas que padecen fenilcetonuria (una enfermedad genética) no pueden consumirlo.

• Acesulfame K (E-950): de 130 a 200 veces más dulce que el azúcar, se usa en bebidas con gas.

• Sucralosa (E-955): 600 veces más dulce que el azúcar, se puede emplear para hornear.

• Ácido ciclámico (E-952): entre 30 y 50 veces más dulce que el azúcar, también puede usarse a altas temperaturas.

• Neotame (E-961): un edulcorante de gran potencia, ya que es 1300 veces más dulce que el azúcar común.

Recomendaciones sobre edulcorantes en el tratamiento de la diabetes

Como hemos visto, hay que tener en cuenta qué tipos de edulcorantes estamos consumiendo para poder valorar sus efectos a la hora de controlar el azúcar. Por eso, es muy importante consultar las etiquetas de los productos envasados para saber qué edulcorantes contienen y en qué cantidades.

Para garantizar un consumo totalmente seguro de edulcorantes, también es necesario tener en cuenta que todos ellos (incluso los naturales) tienen una dosis diaria recomendada que no debemos sobrepasar.

Siguiendo estas pautas, se puede consumir edulcorantes como parte de una dieta variada y equilibrada.

 

Para cualquier duda sobre diabetes, consulte siempre con su profesional sanitario.