Image for article

Mujer y diabetes: el embarazo

14/09/2018

Si estás embarazada y tienes diabetes, bien previa al embarazo (Diabetes Pre-Gestacional) o la has desarrollado durante el mismo...

Si estás embarazada  y tienes diabetes, bien previa al embarazo (Diabetes Pre-Gestacional) o la has desarrollado durante el mismo, sin tenerla previamente (Diabetes Gestacional),  necesitarás recibir cuidados especiales, además de  ser rigurosa y cuidar en todo momento tus niveles de glucosa en sangre manteniéndolos dentro de las cifras normales.

Dado que el embarazo marca una serie de cambios en tu cuerpo, tendrás que trabajar mano a mano con tu equipo sanitario en cada etapa de la gestación. Ellos te ayudarán en los cambios que necesites con respecto a tu  alimentación, actividad física y medicamentos.

La dieta es tan importante como los medicamentos, por lo que tendrás que  reunirte, al menos una vez en cada trimestre de tu embarazo, con tu profesional sanitario para establecer tu plan de alimentación. Sin la dieta adecuada tus niveles de glucosa pueden bajar o subir y esto podría afectar a tu salud y la de tu bebé. La cantidad de calorías que consumas van a depender de tu peso, etapa del embarazo, edad y nivel de actividad física.

El ejercicio te ayuda a mantener los niveles de glucosa dentro del rango objetivo, a controlar tu peso, a incrementar  tu energía y a conciliar mejor el sueño por las noches. También te ayudará a reducir  los dolores en la zona lumbar, el estreñimiento y la hinchazón.
Por último, tu equipo sanitario podrá recomendarte un aporte extra de vitaminas y minerales que complemente tu dieta. Estos suplementos deberán ser ricos en hierro para la producción de glóbulos rojos, ácido fólico para prevenir posibles defectos congénitos y calcio para la formación de los huesos.

Como hemos comentado anteriormente, para cualquier duda sobre tu diabetes gestacional, consulta siempre con tu profesional sanitario.