Image for article

El papel de la fibra en las personas con diabetes

22/01/2020

Sabemos que la fibra dietética es parte fundamental de una alimentación saludable, y una alimentación saludable es una de las bases del tratamiento para la diabetes. Pero muchas personas aún no son conscientes de los beneficios de la fibra o de que existen diferentes tipos. Vamos a despejar las dudas más comunes al respecto.

 

 

El papel de la fibra en las personas con diabetes

 

Sabemos que la fibra dietética es parte fundamental de una alimentación saludable, y una alimentación saludable es una de las bases del tratamiento para la diabetes. Pero muchas personas aún no son conscientes de los beneficios de la fibra o de que existen diferentes tipos. Vamos a despejar las dudas más comunes al respecto.

 

Tipos de fibra: las fibras solubles e insolubles

 

La fibra dietética es un tipo de hidrato de carbono con unas características especiales, a saber, no es digerida o absorbida en nuestro intestino delgado. Eso provoca que no se convierta en glucosa y que llegue prácticamente intacta al intestino grueso.

Existen dos grandes tipos de fibra:

 

    ●     La fibra soluble se encuentra principalmente en las frutas, las verduras y las legumbres. Este tipo de fibra ralentiza la absorción de los hidratos de carbono y reduce la de los lípidos (colesterol y ácidos grasos) en el intestino.

 

    ●     La fibra insoluble puede encontrarse en los cereales integrales, las hortalizas, las verduras y las legumbres. Su función es hacer que las heces pasen más rápidamente a través del intestino, esto es, que reduce el tiempo de tránsito intestinal y por tanto ayuda a prevenir el estreñimiento.

 

Beneficios de la fibra para las personas con diabetes

 

La fibra debería formar parte de la alimentación de toda la población, ya que presenta múltiples beneficios para la salud:

 

    ●     Ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre, especialmente el colesterol LDL.

 

    ●     Mejora el tránsito intestinal, ayudando a prevenir episodios de estreñimiento.

 

    ●     Provoca una sensación de saciedad. Al digerirse lentamente y tener capacidad para retener el agua, se expande dentro del estómago provocando un efecto saciante.

 

    ●     Retrasa la absorción de la glucosa y reduce el pico glucémico que suele producirse después de las comidas.

 

En las personas con diabetes, una alimentación rica en fibra ayuda a controlar los niveles de glucosa y colesterol en sangre, lo que a su vez previene la aparición de posibles complicaciones de esta patología a medio y largo plazo.

Además, gracias a su efecto saciante, la fibra ayuda a controlar el peso, un factor importante en el tratamiento de la diabetes (especialmente tipo 2).

Por tanto, las personas con diabetes deben asegurar un consumo de fibra suficiente, dentro de una alimentación saludable y equilibrada.

 

Consejos para aumentar la cantidad de fibra en la alimentación

 

Según la Asociación Americana de Dietética, es recomendable consumir entre 20 y 35 gramos de fibra dietética al día. Estas recomendaciones le ayudarán a alcanzar esta cantidad:

 

    ●     Sustituir los hidratos de carbono refinados (pan, pasta, arroz...) por sus equivalentes integrales. Es importante revisar las etiquetas de estos productos para asegurarse de que el primer ingrediente sea efectivamente la harina integral.

 

    ●     Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, así como de proteínas vegetales en forma de legumbres.

 

    ●     Conocer cuáles son los alimentos más ricos en fibra. Entre ellos destacan el salvado de trigo (40 gramos de fibra por 100 gramos de alimento), las semillas de chía (35 gr/100 gr), las legumbres (23 gr por 100 gr), la avena (17 gr/100 gr) y las almendras y avellanas (10 gr/100 gr).

 

    ●     El aumento de fibra en la alimentación debe hacerse siempre de manera gradual, para evitar posibles molestias intestinales, e intentando no sobrepasar las cantidades diarias recomendadas.

 

Así mismo, es necesario asegurarse de que tomamos la cantidad de agua suficiente, ya que de lo contrario podría producirse estreñimiento.

 

Y recuerde: para cualquier duda sobre la diabetes y las pautas de alimentación recomendadas, consulte siempre con su profesional sanitario.