Image for article

El papel del ejercicio en la diabetes

27/02/2018

El ejercicio es clave para las personas con diabetes y, en general, para una vida saludable

El papel del ejercicio en la diabetes y los valores de glucosa

La práctica de ejercicio de manera regular es muy importante para las personas con diabetes, ya que aporta múltiples beneficios para la salud. Los diabéticos pueden hacer deporte al mismo nivel que cualquier otra persona; tan solo necesitan tomar algunas precauciones, como medir la glucosa antes y después del ejercicio.

 

Los beneficios del ejercicio para los valores de glucosa en diabéticos

Para hablar del ejercicio en diabetes, primero tenemos que diferenciar entre los conceptos de "ejercicio físico" y "actividad física".

Llamamos ejercicio físico al movimiento corporal planeado, estructurado, repetitivo y dirigido a mantener la aptitud física en sus diferentes aspectos, como la resistencia aeróbica o la fuerza muscular. En cambio, la actividad física es cualquier movimiento corporal no estructurado (caminar, subir escaleras, pasear al perro, actividades de ocio...).

Entre los beneficios del ejercicio y la actividad física para los pacientes con diabetes, podemos destacar los siguientes:

Recomendaciones para la práctica de ejercicio en personas con diabetes

• En general, se recomienda llevar a cabo ejercicio físico un mínimo de 3 días por semana, sin dejar pasar más de dos días seguidos de descanso. El tiempo total debe ser al menos 150 minutos por semana a intensidad moderada (50-70 % de la frecuencia cardiaca máxima) o 75 minutos a intensidad alta (más del 80 % de la frecuencia cardiaca máxima). También es recomendable aumentar la actividad física en general.

• Si se parte de un estilo de vida sedentario, se debe ir aumentando la cantidad e intensidad del ejercicio de manera progresiva.

• El ejercicio físico afecta a los valores de glucosa, pero este efecto no es igual en todas las personas y depende del tipo y la intensidad del ejercicio. Por eso, es muy importante consultar al profesional sanitario antes de empezar a practicar ejercicio.

• Medir la glucosa antes y después del ejercicio ayudará a mantener controlados los valores y evitar hiper o hipoglucemias.

• Es muy recomendable llevar siempre encima alguna fuente de hidratos de carbono, como un sobre de azúcar, geles o pastillas de glucosa, caramelos o bebidas isotónicas.

• Al empezar a practicar ejercicio de manera regular, es posible que sea necesario hacer cambios en el tratamiento para la diabetes o en las pautas de administración de hidratos de carbono. Una vez más, el profesional sanitario será el responsable de hacer las recomendaciones más adecuadas para cada situación particular.

 

Para cualquier duda sobre diabetes, consulte siempre con su profesional sanitario.