Image for article

Edulcorantes y diabetes: todo lo que necesitas saber

15/06/2018

EDULCORANTES: Son productos que se utilizan en sustitución del azúcar. Su poder endulzante es 200/300 veces superior al del azúcar refinado en igual de proporción, por lo que con cantidades mucho más pequeñas se puede conseguir el mismo dulzor.

EDULCORANTES:

Son productos que se utilizan en sustitución del azúcar. Su poder endulzante es 200/300 veces superior al del azúcar refinado en igual de proporción, por lo que con cantidades mucho más pequeñas se puede conseguir el mismo dulzor.

          Ejemplo: 10 gramos de aspartamo equivalen a 100 grs de azúcar.

Se pueden clasificar en Naturales y Artificiales.
 

Naturales


Tienen poder calórico y se transforman en glucosa en el organismo.

Fructosa: Es un monosacárido que se encuentra en la miel y las frutas, su metabolismo es más lento que la sacarosa, lo cual conlleva a un menor aumento de glucosa en sangre. Aporta 4 Kcal/g.

Stevia (E-960): Se obtiene de la hoja de la planta stevia rebaudiana, no aporta ninguna caloría, la ingesta diaria admitida es de 4 mg por KG de peso corporal al día.

Taumatina (E-957): Se obtiene de un arbusto, proporciona 4 Kcal/g, su poder endulzante es 2.500 veces mayor que el azúcar, se usa en pastelería, chicles, refrescos, etc.

Polioles  o alcoholes del azúcar: Son Hidratos de Carbono con una estructura química similar al alcohol y al azúcar. Se extraen principalmente de las frutas y verduras. Se pueden encontrar en chicles sin azúcar, bollos, gominolas,  etc.

Para calcular los hidratos de carbono que contienen los productos con polioles, es necesario restar el 50% de la cantidad de alcoholes del azúcar al total de hidratos de carbono que indica la etiqueta del producto. Esto es porque el intestino absorbe solo el 50% de los polioles.

Los más comunes son: Sorbitol (E-420). Manitol (E-421). Maltitol (E-965). Xilitol (E-967). Isomalt (E-953). Lactitol (E-966).

Un consumo excesivo de estos alcoholes del azúcar puede provocar diarreas y dolor abdominal.


Artificiales


No tienen poder calórico por lo cual se pueden recomendar pues no alteran la glucemia en sangre.

Sacarina (E-954): Es 300 veces más dulce que la sacarosa, adquiere un sabor metálico cuando se somete a altas temperaturas, suele encontrarse mezclado con otros edulcorantes. Ingesta diaria admisible (IDA) es de 2.5 mg por Kilo de peso al día.

Sucralosa (E-955): Es 600 veces más dulce que el azúcar común, tiene el mismo sabor que la sacarosa y no aporta calorías, se puede utilizar para cocinar y hornear pues no se altera al exponerlo a altas temperaturas. IDA: 5 mg por kilo de peso al día.

Ácido ciclámico  (E952): El ciclamato es 30-50 veces más dulce que la sacarosa, se puede usar para cocinar y hornear, pues es estable a altas temperaturas, podemos encontrarlo en bebidas light, chocolates, pastelería, etc. IDA: 11 mg por Kilo de peso al día.

Acesulfame K (E950): es 130-200 veces más dulce que el azúcar, termoestable, se utiliza en bebidas carbonatadas. IDA: 9 mg por kilo de peso al día.

Neotame (E-961): Basado en la fórmula de aspartamo, es 1.300 veces más potente que la sacarosa y 30 veces más que el aspartamo, moderadamente estable al calor y se metaboliza rápidamente. Pueden consumirlo personas con fenilcetonuria. IDA: 18 mg por Kilo de peso corporal al día.

Aspartamo (E951): Es un edulcorante muy bajo en calorías, endulza unas 200 veces más que la sacarosa, pierde su poder edulcorante en la cocción y horneado, muy estable a temperatura ambiente. Las personas que padecen la enfermedad genética llamada fenilcetonuria, no pueden consumir aspartamo, ya que contiene fenilcetonuria, la ingesta diaria admisible es de 40 mg por Kilo de peso y día según la FAO/OMS.