Image for article

Deporte y alimentación en personas con diabetes

08/05/2018

Tiempo de salir a caminar, correr, andar en bici, gimnasios abarrotados…parece que, con la llegada de estas fechas y de los nuevos propósitos de año, estamos más motivados que nunca para realizar ejercicio físico.

La práctica deportiva se recomienda a la totalidad de la población, tenga o no diabetes por los múltiples beneficios que nos aporta a nuestra salud, estando, además, considerado como uno de los pilares básicos en el tratamiento de las personas con diabetes.

A la hora de realizar cualquier tipo de deporte, tienes que tener en cuenta, una serie de recomendaciones adaptadas a tu situación, duración e intensidad del ejercicio a realizar (ver más en: ejercicio diabéticos).

  • Es necesario medir la glucemia frecuentemente para conocer cómo influye el tipo de ejercicio en nuestros valores de glucemia y qué modificaciones son las más acertadas para cada tipo de ejercicio o deporte:
    • Glucemia < 70 mg/dl no se recomienda hacer ejercicio.
    • Glucemia 70-99 mg/dl se recomienda comer previamente.
    • Glucemia entre 100-250 mg/dl se puede realizar ejercicio sin realizar ingesta.
    • Glucemia > 250 mg/dl, no hacer ejercicio y medir cuerpos cetónicos.
  • En individuos que toman insulina o secretagogos,  el ejercicio físico puede causar hipoglucemia si la dosis de medicación o el consumo de hidratos de carbono no se modifica.
  • Si los valores previos a realizar el ejercicio son ≤ 100 mg/dl se debe realizar una toma extra de hidratos de carbono, como fruta, zumos, barritas energéticas o bebidas isotónicas.
  • Debe mantenerse una correcta hidratación, siendo el agua la bebida de primera elección.


Un buen control de la diabetes necesita mantener un equilibrio entre la alimentación, la actividad física y la insulina (u otros tratamientos).

Al hacer ejercicio aumentamos el consumo de glucosa, por lo que en función de la práctica de actividad habrá que ajustar la toma diaria de hidratos de carbono, ya que si no tomamos la cantidad suficiente, podemos llegar a agotar nuestras reservas.

Cuando el ejercicio supera los 45-60 minutos o es de una intensidad media o alta debemos prestar atención a estos aspectos.
 

  • Si se realizan 3-5 sesiones a la semana de 1 hora: 4-5 g HCO/kg peso corporal.
  • Si se realizan  > 5 sesiones semanales de 1 hora: 5-6 g HCO/kg peso corporal.
  • Si se realizan  > 5 sesiones semanales de 2 horas: 7-8 g HCO/kg peso corporal.
  • Si se realizan  > 5 sesiones semanales de + de 2 horas: 8-10 g HCO/kg peso corporal.


¡Ojo! Antes, durante y después de la actividad, deberán realizarse las siguientes adaptaciones:

La comida previa a la práctica de ejercicio debe incluir alimentos ricos en hidratos de carbono junto con alguna porción de alimentos proteicos. Así, la energía de estos alimentos estará disponible para el organismo a lo largo de la actividad. Se aconseja que esta comida se realice unas 2-3 horas antes del comienzo de la actividad (si se trata del desayuno, bastará con realizarla 1-2 horas antes). Esta recomendación también es aplicable a los pacientes tratados con insulina.

Si el ejercicio se realiza justo después de una comida existirá una mayor probabilidad de que aparezca una hipoglucemia. Antes del ejercicio físico debe comprobarse la glucemia capilar, si es menor de 100 mg/dl debe tomarse un suplemento de hidratos de carbono de absorción lenta- 15-20 g (si se recibe tratamiento con insulina o secretagogos).

Durante el ejercicio, se tomarán alimentos dependiendo del tipo y de la duración de la actividad.
 

  • Si el ejercicio dura menos de 30 minutos puede que no haga falta tomar ningún tipo de alimento.
  • A mayor intensidad de ejercicio, se consume más cantidad de glucosa y menos de grasa por lo que a medida que aumenta la intensidad será necesario realizar modificaciones en la ingesta.

 

Ajuste de insulina y suplementos hidratos de carbono durante la práctica deportiva*
Intensidad ejercicio Duración ejercicio
< 1 h 1-2,5 h + 2,5 h
Insulina** HC Insulina** HC Insulina** HC
Baja Reducir 20% basal posterior
Rápida sin cambios
30-60g GL Reducir 30% basal previa*** 30-40g GL/h Reducir 30% basal previa
Reducir 0-50% rápida previa***
30-40g HCL/h
Moderada Reducir 20% basal posterior
Rápida sin cambios
30-60g GL Reducir 30% basal previa*** 40-50g GL/h Reducir 30% basal previa
Reducir 0-50% rápida previa***
40-50g HCL/h
Alta Reducir 20% basal posterior
Rápida sin cambios
30-60g GL Reducir 30% basal previa***
Reducir 50% rápida previa
50-60g GL/h Reducir 30% basal previa
Reducir 0-50% rápida previa***
50-60g HCL/h

 

* Se trata de una pauta orientativa y cada sujeto realizara autoanálisis para individualizar cada caso.
** Se recomienda utilizar como insulina basal análogos de acción prolongada.
*** Fundamentalmente en deportes aeróbicos
GL: Glucosa.
HC: Hidratos de carbono.
HCL: Hidratos de carbono de absorción lenta.

Gargallo-Fernández M, et al. Recomendaciones clínicas para la práctica del deporte en pacientes con diabetes mellitus (Guía RECORD). Grupo de Trabajo de Diabetes Mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Endocrinol Nutr. 2015



Estas cantidades son orientativas, pues cada persona tiene una respuesta particular al ejercicio. Además, la cantidad ingerida dependerá de si antes de realizar el esfuerzo físico se ha reducido o no la dosis de insulina.

Después del ejercicio debe asegurarse la reposición de HCO, con preferencia por aquellos de bajo índice glucémico. Si la glucemia es inferior a 120 mg/dl, ingerir 15-20 g/HC (si se recibe tratamiento con insulina o secretagogos). El objetivo es recuperar las reservas energéticas lo más rápidamente posible, para así afrontar en las mejores condiciones posibles el ejercicio físico del día siguiente y evitar la hipoglucemia post-ejercicio.

En caso de hipoglucemia se recomienda seguir la regla del 15x15: tomar un alimento que aporte 15 gramos de hidratos de carbono de absorción rápida y esperar 15 minutos a que se restablezcan los niveles de glucemia. Si no se soluciona, repetir el proceso.

Encontramos 15 gramos de hidratos de carbono en: 1 sobre y medio de azúcar, un vaso de zumo de fruta o de bebida isotónica, un sobre de glucosa en formato gel o 2-3 pastillas de glucosa.

Hay que tener en cuenta el tipo de alimento que se ingiere al solucionar la hipoglucemia, ya que alimentos como bollos, dulces, galletas, chocolate… además de azúcares tienen una gran cantidad de grasa lo que dificulta su absorción, tardando más en llegar su azúcar a la sangre y manteniéndose los síntomas de hipoglucemia durante más tiempo.

Se recomienda llevar siempre un suplemento de hidratos de carbono por si se presenta una hipoglucemia: zumo de frutas, barrita energética, geles de glucosa, pastillas… ten siempre algo a mano con lo que resolver una posible emergencia.


Para cualquier duda sobre diabetes, consulte siempre con su profesional sanitario.

Fuentes:
1- Standards of Medical Care in Diabetes-2016. Diabetes Care. 2016 Jan;39 Suppl 1:S4-119
2- Standards of Medical Care in Diabetes-2015. Diabetes Care 2015;38(Suppl.1):S1-94
3- Endocrinol Nutr. 2015 Jun-Jul;62(6):e73-93 


Cristina Porca Fernández
Dietista-Nutricionista. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol.