Image for article

El azúcar en sangre durante el embarazo

24/02/2018

Diabetes gestacional y la importancia de controlar los niveles de glucosa en sangre

El azúcar en sangre durante el embarazo y la diabetes gestacional

Existen momentos de la vida en los que el control de la glucosa en sangre es especialmente importante, y el embarazo es uno de ellos. Siguiendo unas pautas saludables, es posible prevenir y evitar muchas de las consecuencias negativas de la diabetes gestacional.

 

Por qué es importante medir el azúcar en sangre durante el embarazo

Los cambios hormonales del embarazo pueden provocar diabetes gestacional, esto es, un tipo de diabetes que se presenta solamente durante la gestación y suele desaparecer después del parto. Normalmente la diabetes gestacional no provoca síntomas, por lo que es importante realizar un control de la glucosa en sangre durante el embarazo.

Los niveles de glucosa elevados durante la gestación pueden causar que el bebé sea significativamente más grande que la media, lo que aumenta la probabilidad de problemas en el parto y traumatismos al nacer. También es posible que el bebé presente problemas respiratorios o un nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia) durante sus primeros días de vida.

Para prevenir las complicaciones derivadas del exceso de azúcar en sangre durante la gestación, se aconseja controlar tanto el sobrepeso previo al embarazo como el aumento excesivo de peso durante el mismo, ya que son dos factores de riesgo de la diabetes gestacional.

Cómo controlar la glucosa en sangre durante el embarazo

En el caso de que la embarazada desarrolle diabetes gestacional (o bien fuera diabética ya antes del embarazo), deberá someterse a un seguimiento profesional y seguir una serie de hábitos de vida para controlar las consecuencias negativas del exceso de azúcar en sangre:

·                  La dieta es un elemento muy importante, por lo que se recomienda reunirse al menos una vez al mes con el profesional sanitario para establecer un plan de alimentación que ayude al control de la glucosa en sangre. En general, se recomienda una dieta moderada en grasas y proteínas, con carbohidratos procedentes de las frutas, verduras e hidratos de carbono complejos y con un consumo limitado de alimentos que contengan mucho azúcar, como refrescos, zumos y dulces.

·                  También es muy recomendable practicar ejercicio, ya que ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre dentro del rango objetivo, controlar el peso, aumentar la energía, dormir mejor y reducir los dolores de espalda, el estreñimiento y la hinchazón.

·                  En algunos casos también puede ser necesario tomar medicación para el control de la diabetes o recurrir a suplementos con un aporte extra de vitaminas y minerales como el hierro, el ácido fólico y el calcio. Como siempre, el profesional sanitario deberá recomendar la mejor solución en cada caso, así que es fundamental realizar un seguimiento adecuado durante todo el embarazo.

 

Para cualquier duda sobre diabetes, consulte siempre con su profesional sanitario.